Seleccionar página

Historia de Theranos y Elizabeth Holmes

Theranos era la empresa que todos pensaban que iba a cambiar el mundo pero que resultó siendo uno de los mayores fraudes de la historia, a sus 19 años Elizabeth Holmes crea un prototipo supuestamente capaz de realizar múltiples análisis de sangre con cantidades mucho menores que la competencia, sintiéndose segura de su invento dejo la universidad de Stanford y creó su propia compañía en el 2003.

Holmes fue capaz de convencer a inversores y conseguir  varios millones de dólares de financiación en apenas un año, su idea de negocio era muy buena, ella iba a ofrecer test de sangre con un método revolucionario , y ese fue el comienzo de theranos, fue un boom porque  era una idea sencilla y con grandes ventajas para la industria médica, los pacientes podían pinchar  uno de sus dedos y almacenar las gotas de sangre en un cartucho,   su rapidez y la poca cantidad de sangre que requería  fue lo que llamó la atención de la industria médica.

Los resultados estaban listos en solo horas, a diferencia del método tradicional, que los resultados tardaban varios días en salir, estos cartuchos se introducían en una de las máquinas de la compañía, esta máquina mandaría la información vía online a un laboratorio donde un personal interpretaría los resultados, y después el reporte sería enviado a los pacientes, así logrando colaboraciones y llamando la atención de nuevos inversores.

Pero la realidad era otra, cuando comenzaron aparecen algunos fallos, hubieron muchos conflictos internos, desacuerdos entre decir la verdad o guardar la mentira, lo cierto es que  Elizabet en ningún momento tuvo intenciones de revelar la verdad, una de las personas más afectadas por esto fue Ian Gibbons bioquímico con más de 30 años de experiencia quien era el científico principal de theranos, Gibbons fue una de las primeras personas en percatarse de los fallos de las máquinas de theranos, fallos que constantemente daban resultados de sangre erróneos.

Algunos de estos casos son trágicos, resultados como el paciente que supuestamente tenía VIH cuando no era así o también decir que un embarazo ya no es viable cuando la paciente estaba en perfectas condiciones, Gibbons frustrado al no saber que hacer decide suicidarse.

Al pasar el tiempo y no contar la verdad, ya se había recibido muchas demandas, en el 2015 el periodista John carrero empezó a investigar a la compañía y en octubre de ese mismo año destapó todo el fraude de la empresa, theranos engañaba a todo,  no tenía nada de innovador, se usaban máquinas convencionales a escondidas para hacer sus test de sangre, engañaban a sus  potenciales inversores  y pacientes, cambiando  las muestras de sangre a máquinas tradicionales, el proceso era exactamente el mismo que el tradicional.

El problema de Theranos

el problema con theranos era que la velocidad y la poca cantidad de sangre que la compañía prometía, hacía que hubiera muchos más errores al momento de dar los resultados sanguíneos, pero esa no era la única mentira, theranos también mentía en los reportes de ingresos.

Había mentido en casos como en el 2014 diciendo que había tenido ingresos de más de 100 millones de dólares, pero era mucho menos que eso, uno de sus demandantes que es la compañía farmacéutica Walgreens que es la segunda cadena de farmacia más grande de los estados unidos con quien theranos había tenido colaboraciones, demando a theranos por incumplir su contrato años atrás, Elizabeth dijo a sus inversores que tuvo que pagar por esta demanda menos de 30 millones de dólares cuando en realidad fueron más de 130 millones.

por estas noticias iniciaron un proceso de investigación más profunda sobre la compañía así encontrando muchos más fraudes y mentiras, los inversores comenzaron a terminar los contratos con la compañía, obligando a theranos a cerrar sus laboratorios.

Tanto Elizabeth como su exesposo Balwani, quien era el dueño de la compañía en ese momento, fueron demandados y acusados con cargos por fraude y conspiración, pagando una multa de más de medio millón de dólares para evitar ser enviados a la cárcel mas de 20 años. Esta empresa logró durar mas de 10 años bajo una mentira, ya que en 2018 oficialmente Theranos deja de existir.

Actualmente Elizabeth tiene 37 años y fue condenada a 11 años de prisión por defraudar a los inversores de Theranos.

Si tienes inquietudes, no dudes en preguntar en la sección de comentarios, también te invitamos a suscribirte a este blog solo con tu nombre y correo electrónico. SUSCRIBIRME

Artículos similares.

Aprende más con nuestros cursos.

Tambien puedes ver esta clase en video: